Características y Cuidados de los Tulipanes

Los tulipanes, formalmente conocidos como tulipas, son hermosas plantas con flores, perennes, pertenecientes a la familia de las Liliaceae (plantas con bulbo y flores grandes), dentro de las cuales hay unas 150 especies, de variadas formas y colores.

Estas encantadoras e imponentes flores pueden ser cultivadas en macetas, jardines o en grandes extensiones de tierra; sea cual sea el lugar en el que estén plantados, necesitarán de cuidados básicos para prolongarles la vida y hacerlos lucir vivos, brillantes y proteger su floración.

Si has decidido tener una de estas plantas en tu hogar, si te la obsequiaron o si buscas una opción para darle vida a tus espacios, entonces estarás muy interesado en conocer cuáles son los cuidados de los tulipanes y cómo hacer para mantenerlos siempre vivos y radiantes.

Presta mucha atención a los cuidados que aquí te presentamos y descubrirás que el cuidado de los tulipanes puede ser un proceso sencillo, fácil y divertido.

Variedades de tulipanes

Antes de describir cada uno de los cuidados de los tulipanes es necesario  considerar que existe una gama muy amplia de variedades de estas flores que va desde los naturales o silvestres  hasta los híbridos y cultivares; también hay tulipanes para plantaciones de jardines o macetas y de variados tamaños, según su especie.

Algunas especies pueden llegar a alcanzar hasta los 60 cm de alto, o más. De todas estas variedades, usos y especies dependerá el cuidado que necesiten dichas flores para asegurar su crecimiento y mantenimiento.

El Tulipa gesneriana es el tulipán de jardín, es el más común que se conoce; mientras que existen varios grupos de clasificación para los tulipanes de cultivares (de selección artificial), como por ejemplo los tulipanes Triumph, tulipanes Darwin, tulipanes Flor de Lirio y los tulipanes Rembrandt, por citar alguno de los más conocidos a nivel mundial.

tulipa gesneriana
Tulipa Gesneriana

Dentro del mercado, los principales objetivos del cultivo de tulipanes son para venderlos como bulbos secos y para producirlos como flor cortada; Holanda es el primer productor de bulbos de tulipanes en el mundo.

Dicho esto, debes saber qué tipo de tulipán tienes o deseas tener, pues esto repercutirá en su crecimiento adecuado, el espacio que debe reservarse para la planta, su época de floración y la forma de trasplantar y proteger los bulbos. En los centros botánicos, jardines o floristería te facilitarán esta información.

Cómo cultivar tulipanes

A continuación, te damos una serie de consejos para el cultivo de tus tulipanes:

  • La temporada ideal para sembrar los bulbos de tulipanes es en Otoño.
  • Puedes previamente guardar los bulbos en el refrigerador los dos meses antes de proceder a la siembra.
  • Recuerda que en el lugar dónde decidas plantarlos dede de haber un poco de sombra.
  • La tierra deberá de ser fértil y tienes que sembrarlos siempre a 15 cm de profundidad y a 15 cm de distancia entre un bulbo y otro.
  • Una vez sembrados los bulbos debes de taparlos con tierra y regarlos inmediatamente.
  • A posteriori, puedes colocar hojas picadas o un colchón de virutas para conservar la humedad.

Riego apropiado de los tulipanes

El agua es el requisito fundamental para mantener viva a cualquier planta, pero hay que saber cuándo y cómo suministrarla; los tulipanes deben mantenerse un poco húmedos, pero nunca encharcados o secos; ambas situaciones son desfavorables;  el exceso de agua, los marchita, y la sequedad evita que los nutrientes de la tierra alimenten los bulbos.

Si están dentro de alguna maceta en espacios interiores, debes verificar si la tierra está seca o si está medianamente húmeda; en el último caso, deberás agregar agua hasta que quede completamente humedecida, pero sin exceso de agua o estancamiento.

Si los tulipanes están en algún jardín, por ejemplo en el patio de la casa, la jardinera no debe permitir que el agua quede estancada al momento del riego; para solucionar esto puedes trasladar los tulipanes a otro lugar o abrir algunos agujeros en la jardinera para que el agua pueda drenar.

Considera también que durante la época de verano necesitarán más agua que durante el invierno.

Los tulipanes necesitan un suelo abonado

Con frecuencia debes abonar la tierra de los tulipanes, pues éstos necesitan suficiente materia orgánica; se recomienda abonarlos, de forma ligera, una vez al mes.

En el caso de jardines y cultivos, deben abonarse durante el otoño para ayudarles en el crecimiento durante la época de primavera. Algunos fertilizantes con alto contenido de nitrógeno pueden ser una buena opción de fertilización.

tierra fértil
Tierra fértil, apta para el cultivo de tulipanes

Luz solar adecuada

Los tulipanes necesitan una buena cantidad de luz solar diariamente; si vives en lugares de climas muy cálidos y secos, debes tenerlos en lugares con sombras pero donde puedan recibir los rayos del sol; si por el contrario, te encuentras en algún país de clima templado o frío, entonces debes asegurarte de que los rayos del sol lleguen directamente a ellos.

Cuando están en macetas para habitaciones interiores, deberás sacarlos durante varias horas al día para que reciban sol (lo recomendable es entre unas 4 y 5 horas diarias).

cuidado de los tulipanes
Los tulipanes necesitan sol, pero también lugares con sombra

Poda de los tulipanes

Por ser plantas con extensos periodos de floración y dichas flores son muy vivaces y atractivas, deberás dedicarle mucha atención a la poda que necesitarán estas plantas. Es de suma importancia que aprendas a cuidar el tallo de la flor, las hojas y las flores por separado.

Por lo general, la etapa de crecimiento de los tulipanes se inicia en la primavera y continúa hasta la época de verano, pero la etapa de floración se termina a finales de la primavera, por lo que es recomendable podar el tallo de la flor cuando ya éstas se están marchitando, esto protegerá la planta de enfermedades y plagas (caracoles, moho, pulgones).

Las hojas de la planta no deben podarse al mismo tiempo que los tallos de las flores, para garantizar que las hojas almacenen energía y nutrientes para el bulbo y estos puedan crecer de nuevo en la próxima primavera; esto se debe a que aunque las flores ya no están en la planta, las hojas conservan su verdor y frescura por más tiempo.

Sólo corta las hojas cuando luzcan desvigorizadas por completo y estén de color marrón.

Cuidado de los bulbos de los tulipanes

Los bulbos de los tulipanes deben ser protegidos de algunos roedores como los  ratones, por ejemplo, quienes los consideran deliciosos para ellos. ¿Cómo los proteges? Plantándolos a unos 15 ó 20 cm de profundidad.

También, debes trasladar los bulbos cada año, después de su etapa de floración, para garantizar que éstos produzcan flores por al menos unos 3 a 5 años, y cada año irán disminuyendo su tamaño.

Por último, considera la temperatura ideal para mantener a los tulipanes vivos y en condiciones favorables; si están expuestos a temperaturas menores a 13°C o a temperaturas mayores a 18°C podrían verse afectados, así que protégelos de aquellos ambientes muy fríos o muy resecos.

Más información sobre los tulipanes

¿Te ha sido de utilidad?
(1 Votos, Promedio: 5)

Danos tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *